¿Cómo hacer que la funda del sofá no se mueva?

Las fundas de sofá son el mejor protector para evitar que se estropeen los sillones del salón. Sin embargo, si no elegimos el modelo adecuado, puede convertirse en toda una odisea colocar las fundas para conseguir que no se muevan cuando nos sentamos.

A continuación compartimos algunos trucos y consejos que te ayudarán a saber cómo hacer que la funda del sofá no se mueva.

Trucos para ajustar las fundas del sofá y que no se muevan

Cómo hacer que la funda del sofá no se mueva es una de las grandes dudas de los usuarios que se interesan por proteger sus sillones con fundas de sofá elasticas. El camino más sencillo para evitar que la funda del sofá se mueva es comprar un modelo flexible que se adapte a la perfección a la estructura del sofá.

  • Muchas fundas incorporan tubos de espuma que se pueden colocar entre las uniones de los laterales y el asiento o entre el asiento y el respaldo para garantizar su firmeza. Si no es el caso de tus fundas de sofá quizá puedas improvisar creando tus propios tubos de espuma con revistas y periódicos enrollados por una goma.

Este es uno de los trucos más efectivos a la hora de aprender cómo hacer que la funda del sofá no se mueva.



  • Otro de los trucos que mejor funcionan son las cintas de agarre para alfombras. Estas cintas se colocan bajo las alfombras para evitar que se muevan cuando las pisamos. Si quieres saber cómo hacer que la funda del sofá no se mueva solo tienes que pegar alguna de estas cintas sobre la tapicería del sofá y comprobar como la funda gana en firmeza y estabilidad.

Recomendaciones para poner las fundas del sofá

Ahora que ya conoces algunos trucos para saber cómo hacer que la funda del sofá no se mueva, es el momento de aprender el sistema de colocación que te permita poner las fundas en los sofás con el mínimo esfuerzo y en cuestión de segundos.

Lo primero que debes hacer es identificar las esquinas superiores de la funda y presentarlas en la zona superior del sofá que le correspondan. Al contar con este punto de apoyo te resultará más sencillo vestirlo de arriba abajo e ir corrigiendo los posibles pliegues y arrugas sobre la marcha.


Una vez que hayas calzado las fundas por la parte inferior, lo normal es que queden zonas que no se ajusten a la perfección a la estructura del sofá. No te preocupes. Es el momento de aplicar los trucos que has aprendido para saber cómo hacer que la funda del sofá no se mueva.


Recuerda que para poder colocar tus fundas de sofá sin deprimirte en el intento, lo más recomendable es comprar una nueva colección de fundas de sofá flexibles que te faciliten el trabajo. Este tipo de fundas se adaptan mejor a los contornos de los sofás y quedan de maravilla cuando le añades los tubos de espuma para fijación incluidos en el envío.

Envío gratis
Envíos 24 horas
Pagos 100% seguros
Devolución fácil