Colchas

¿Qué es una colcha?

Una colcha es el nombre general dado a básicamente a la ropa de cama diseñada para ser utilizada como capa superior en una cama. Cubrecamas, colchas y cobertores caen en esa categoría. Las colchas son un elemento muy importante en la vida cotidiana de los seres humanos desde la antigüedad. La colcha puede ser decorativa o simple, de espesor o peso más ligero, en una variedad de tejido, una variante más gruesa es la colcha bouti. Por lo general, se utilizan solas, con sólo una sábana y manta que necesita por debajo para las noches más frías, pero también se pueden superponer con fines decorativos. Se suele utilizar en las temporadas menos calurosas, ya que tiene muy poco grosor. En resumen, la colcha suele utilizarse más como elemento decorativo y en temporadas cálidas.


¿Qué funciones tiene una colcha?

Las colchas cumplen dos funciones básicas: por un lado, tienen una función decorativa y por otro funcional. La colcha es una pieza de tela que se utiliza para cubrir la cama durante el día o hasta el momento en el que se vaya a utilizar. Su función principal es proteger el colchón, las sábanas y las almohadas. Con el paso del tiempo, también cumplía una función decorativa, se fabricaba con ricos tejidos y complejos adornos, por lo que solo una minoría podía comprarla. En la actualidad, es un objeto asequible indispensable en las casas y, además, también se utiliza como un ligero complemento para el abrigo, junto a las sábanas y los edredones.

 

¿Qué tipos de colchas hay?

Colcha tejida o jacquard: Es la más tradicional. Está formada por un fino hilo sin relleno y sus ornamentaciones siguen los patrones clásicos del jacquard.

Colcha pañuelo: también conocida como colcha de verano. No tiene ninguna capa de relleno y es muy ligera. Su principal fin es decorativo. Funciona muy bien como cubrecama para los días de verano más asfixiantes.

Colchas patchwork: están fabricadas con trozos de tela de diferentes formas, colores y tamaños, a veces incluso de diferentes materiales. Suelen ser más gruesas que las colchas normales. Esto es debido a que llevan una capa de relleno bastante ligera. Por esta razón son ideales para los meses más fríos de otoño y primavera. En su composición solemos encontrar lana y fibras, como el poliéster.

Colchas bouti: son las colchas que llevan una capa ligera de relleno acolchado a cuadros, lo que las hace imprescindibles en las noches de verano. Es una prenda menos ligera que la colcha normal, pero su tacto suave y esponjoso las hace muy recomendables como ropa de cama.

Colcha capa: este tipo de colcha se parece mucho a la descrita anteriormente, la única diferencia notable es que la colcha capa debe llegar al suelo por ambos lados de la cama, a modo de capa.

Colcha de volantes: es uno de los modelos más clásicos, la colcha ocupa toda la superficie de la cama. En el perímetro exterior lleva unos frunces ligeros, que pueden ser del mismo tono que el resto de la colcha o ser un elemento totalmente diferente en color y diseño, pero combinado a juego con la colcha

Copicolcha: se denomina así a las colchas con una ligera guata, pero con el acolchado uniforme, sin los cuadros de las bouti. Son muy elegantes y ligeras; perfectas para los meses cálidos.

 

¿Cómo se pone una colcha?

Hacer la cama es algo rutinario que en teoría todos hacemos a diario pero ¿sabemos realmente hacer la cama de forma perfecta? Si deseas que tu cama quede como esas que ves en las revistas de decoración o en las tiendas de muebles, o las que siempre encuentras en los hoteles, atento porque te explicamos a continuación de manera fácil, los pasos que debes dar para hacer la cama de forma perfecta.

  1. Planchar la colcha
  2. Contamos que las sábanas ya están puestas. Extendemos la colcha por la cara correcta por encima de la cama.
  3. Colocamos la parte alta de la colcha, la de la cabeza, a la altura que queramos tomando de guía la almohada.
  4. Hacemos un doblado en esta parte de la cabeza.
  5. Ponemos encima del doblado, la almohada.
  6. Envolvemos la almohada y cubriéndola por completo, la echamos hacia atrás, colocándola en su sitio.

 

Tejidos de las colchas

Las colchas de cama están fabricadas en diferentes tejidos, lo que las hace muy versátiles. Las colchas de algodón son muy resistentes y perfectas para el verano, ya que permiten la transpiración.

También podemos elegir colchas baratas de poliéster, o incluso las podemos encontrar de mezcla de dos materiales, como, por ejemplo, de algodón y viscosa. Este material requiere mayores cuidados, pero su tacto y el efecto visual parecido a la seda, son muy relajantes.

  • Algodón. El algodón es un material transpirable por lo que permite el paso del aire de forma natural. De esta forma, se convierte en un material atérmico (no provoca calor).
  • Poliéster. Se trata de una fibra artificial muy resistente y duradera.
  • Microfibra. La microfibra está compuesta con hebras un poco más gruesas que la seda y más finas que el algodón.

Además, encontramos diferentes acabados en cuanto al diseño de las colchas se refiere. Podemos encontrar colchas con tejido jacquard. Es un tejido que está compuesto por hebras tintadas previamente que son las que conforman el dibujo, es decir, que el diseño de la colcha no va estampado, sino que es el propio hilo el que lo compone. Esto hace que el dibujo sea de gran calidad y no se termine resquebrajando. Además, algunos fabricantes incorporan en sus colchas el tratamiento antipeeling, por el que se evita la aparición de “bolitas” con el uso.

 

Colores de las colchas

Existen multitud de colores entre los que puedes elegir. Antiguamente la paleta de colores en los textiles era mucho más reducida, pero hoy en día tienes a tu alcance una gama de colores infinita. Lo que si que te recomendamos es que te centres en elegir un tono que esté en sintonía con el resto de la estancia donde va a estar la colcha. No es necesario que sea exactamente el mismo color pero si del mismo tono más o menos.

Este hecho te permitirá ver como tu dormitorio suma un extra en elegancia, diseño e imagen general. Te sentirás más cómodo y seguro.

 

¿Qué colcha elijo?

A la hora de escoger una colcha hay que pensar, en primer lugar, en el tipo de uso que se le va a dar. En caso de que éste sea un uso decorativo, la elección de la colcha debe ser en base a la composición de colores del dormitorio.

Si se quiere usar como complemento de abrigo para las noches, hay que identificar la temperatura y temporada de la que se va a hacer uso la colcha. Si es un clima fresco, lo más recomendable es optar por una colcha que brinde algo de calor, como las colchas boutí. Sin embargo, si el clima es más suave, habría que optar por una colcha pañuelo o volantes, en función del estilo que más guste y que mejor se adapte a la habitación.

 

¿Qué precio tiene una colcha?

El precio de las colchas varía en cuanto a la composición de las mismas y su tamaño.
Los modelos que su tejido es 100% algodón son los que mayor coste tienen debido a este tipo de tejido. Sin embargo, se pueden encontrar otras opciones combinadas, es decir, en algodón y poliéster, que resultan un poco más económicas.

Las colchas asequibles que se pueden encontrar en el mercado son las fabricadas en poliéster. Su precio oscila entre los 35 € y 90 €. Hay que tener en cuenta que la colcha tipo boutí, por la elaboración que requiere, también tiene un coste superior.

 

Diseños de las colchas

En cuanto a diseño y tamaño, podemos encontrar, por un lado, las colchas infantiles. Estas se suelen fabricar para camas de 90 o 105 cm, cuyas medidas totales suelen ser 190×270 cm y 205×270 cm respectivamente.

También podemos encontrar colchas para camas de matrimonio, es decir, para camas de 135, 150 y 180 cm. En este caso las medidas más comunes son 235×270 cm, 250×270 cm y 280×270 cm respectivamente. Con todo, existen modelos aptos tanto para camas individuales como para camas de matrimonio.


¿Cómo cuidar una colcha?

Uno de los elementos de la ropa de cama más descuidados es la colcha. Cuando las personas lavan sus sábanas, la mayoría olvida que este artículo también necesita limpieza. Si está aquí, tal vez esté tratando de aprender a lavar una colcha correctamente. No hay necesidad de preocuparse porque el procedimiento no es difícil, aunque es delicado. Antes de intentar limpiar su artículo en casa, hay algunos elementos que debe considerar. En primer lugar, le recomendamos que consulte la etiqueta de cuidado de la colcha. Generalmente viene con recomendaciones e instrucciones de lavado. Siguiendo estos, asegúrese de que su artículo esté debidamente cuidado. Estos son los mejores consejos de limpieza que lo ayudarán a limpiar su artículo y hacer que dure más.

Le recomendamos que seque al aire la ropa de cama directamente bajo la luz del sol. Esto le ayuda a eliminar la humedad en la colcha. Como sabes, el sol es uno de los mejores antibacterianos naturales. No solo seca la ropa (o, en este caso, la colcha), también la mantiene fresca e higiénica. Es la mejor forma de matar bacterias y gérmenes.

Debe utilizar el detergente o limpiador adecuado. Aunque la mayoría de los detergentes hoy en día son inofensivos para algunos tejidos, pueden ser ásperos o causar daños en otros debido a los aditivos que contienen. Es por eso que siempre debe consultar la lista de control de cuidado de la tela.

El detergente adecuado es el que no tiene color, no tiene perfume y es de base líquida. Evite usar un limpiador que contenga suavizantes de telas, ya que dañan la tela de las fibras.

 

También te podría interesar nuestra colección de Fundas de sofá y Fundas de sillón.

Envío gratis
Envíos 24 horas
Pagos 100% seguros
Devolución fácil